Artemisa vulgaris

    1,00 €
    Impuestos incluidos
    Cantidad
    6

    Artemisia vulgaris: su nombre común también es el de artemisa y se le conoce por este nombre de hierba de San Juan aunque exista otra planta que también se le conoce por el mismo nombre como lo es el Hipérico. Tienen grandes características medicinales y es una planta vida originaria de Europa y Asia.

    La razón por la que esta planta tiene propiedades medicinales es por la presencia de principios activos en su interior. Posee biocompuestos como lo son aceites esenciales, colina, mucílagos, taninos y resinas que le confieren grandes propiedades medicinales:

    • Analgésica
    • Anticonvulsiva
    • Demoliente
    • Antibacteriano
    • Antiinflamatoria
    • Calmante
    • Tónica
    • Aperitiva
    • Antiséptica
    • Antiparasitaria

    Gracias a estas propiedades medicinales la Artemisia vulgaris es empleada para numerosas dolencias y enfermedades. Es una planta bastante indicada para utilizar en los resfriados y gripes. También ayuda a combatir la retención de líquidos en aquellas personas que tienen facilidad para acumular líquidos en su interior. Su consumición a través de infusiones tanto de flores como de hojas ayuda facilitar las digestiones más lentas y pesadas.

    También se ha empleado a lo largo de la historia para mejorar los síntomas de la bronquitis. Sirve para reducir el estrés y la fatiga psíquica y física si se toman varias infusiones al día. Para aquellas mujeres que no tienen la menstruación de forma constante cual ritmo que deberían, esta planta pueda ayudar a provocar irregular la menstruación y reducir los dolores de la misma.

    Ayuda a reducir los efectos del vértigo los mareos en aquellas personas que los padecen constantemente. Sin embargo, aunque esta planta tiene buenos efectos medicinales no está recomendada su consumición para mujeres que estén durante la época del embarazo o lactancia. Tampoco se recomienda tomar durante más de dos semanas seguidas.

    Usos:

    Terapéuticos: Se puede preparar una infusión utilizando una cucharadita de hojas por cada taza de agua. Con esta infusión podemos combatir las indigestiones, dolores menstruales, las gripes o la retención de líquidos. También se puede utilizar para limpiar, desinfectar y calmar heridas y llagas.

    Otro remedio casero es para provocar la menstruación de las mujeres. Para ello, se prepara un emplasto y se pone debajo del ombligo. Podemos aliviar dolores musculares si utilizamos su aceite en forma de infusión pero más espeso y aplicamos masajes en la zona donde existe el dolor muscular. Podemos crear una tintura de esta planta para tenerla siempre disponible.

    20057
    6 Artículos

    No hay ninguna opinión por el momento.