Ajenjo planta cortada

    0,70 €
    Impuestos incluidos
    Cantidad
    5

    Artemisia absynthium, comúnmente conocida como Hierba Santa. 

    La planta del ajenjo, perenne y de tallo leñoso, crece en regiones templadas de Asia, Europa y el norte de África, en terrenos secos, arcillosos y poco fértiles. Puede llegar a medir hasta un metro de altura y florece de julio a septiembre. Entre su composición se encuentran sustancias como el potasio, la tuyona, el tuyol, taninos, absintina y el nitrato de potasio que potencian el apetito y favorecen la digestión de los alimentos. De esta manera el ajenjo ha sido utilizado desde tiempos pretéritos para combatir los dolores estomacales, los parásitos intestinales y como remedio para mejorar la amenorrea en la menstruación de las mujeres.

    Pero lo que hace que el ajenjo sea el botánico por excelencia es su potente poder amargo. Es el botánico por excelencia, sin él un vermut no puede ser considerado como tal. La fórmula magistral de cualquier vermut debe incluir un 75% de vino y el ajenjo, entre sus botánicos. 

    Otros usos del ajenjo:

    El ajenjo es conocido por mejorar el rendimiento y la salud del sistema digestivo. Gracias a sus componentes como la absintina y la anabsintina, se puede mejorar notablemente la digestión al estimular el sistema digestivo. Se le considera uno de los mejores antibióticos naturales.

    Es perfecto para el tratamiento de afecciones como la indigestión, gases y la eliminación de parásitos intestinales. También se ha usado el ajenjo como un ayudante en problemas del hígado y vesícula. Aumenta la secreción de jugos biliares descongestionando el hígado y mejorando sus funciones.

    Por lo general, una infusión de ajenjo ayuda a reducir las molestias ocasionadas por la indigestión y la acidez estomacal al mismo tiempo que acelera el sistema digestivo devolviendo el apetito, útil para tratar a personas que sufren de anorexia.

    Para las mujeres, el ajenjo puede resolver algunos problemas menstruales, ya que ayuda a la normalización de los ciclos y ayuda a las jóvenes que padezcan periodos irregulares.

    El ajenjo también puede ser usado en el tratamiento de heridas externas. Generalmente se usa a modo de ungüento que ayuda a reducir el dolor muscular y de las articulaciones. El ajenjo es antiséptico por lo que es ideal para heridas abiertas, úlceras o picaduras.

    Cómo se toma el ajenjo:

    Generalmente se consume como una infusión que se realiza agregando 3 cucharadas de ajenjo en un litro de agua hirviendo. Se recomienda beber una o dos tazas al día, antes o luego de comer.

    Debido a su fuerte sabor, esta infusión puede ser endulzada con miel.

    Contraindicaciones del ajenjo:

    El ajenjo se utiliza principalmente como antiespasmódico ginecológico, así que está contraindicado en mujeres embarazadas.

    No se recomienda usar el ajenjo más de cuatro semanas ya que un aceite que se encuentra en esta hierba puede resultar peligroso si es consumido en grandes cantidades por periodos extensos. 

    Adicionalmente, aquellas personas que presenten reacciones alérgicas a las plantas Asteraceae tienen el ajenjo contraindicado o cualquier sustancia que le contenga.

    Por último se recomienda que el ajenjo sea consumido con las recomendaciones de un nutricionista o médico especializado y que si nota cualquier reacción contraria a la esperada, consulte con su médico de confianza

    170053
    5 Artículos

    No hay ninguna opinión por el momento.